BEATRIZ PORTINARI, UN DOCUMENTAL SOBRE AURORA VENTURINI #MARFICI

por Mercedes Orden

Beatriz Portinari, un documental sobre Aurora Venturinidirigida por Fernando Krapp y Agustina Massa, nos acerca el retrato de una escritora de una manera poco convencional. Donde no importa la narración histórica, a modo de línea del tiempo para reconstruir  la vida de una mujer,  porque una de las primeras cosas que se nos revela es que este personaje pintoresco y fuera de lo común se merece que lo traten con la complejidad que amerita. Inconformista, ganadora del premio Nueva Novela de Página/12 por “Las primas” (bajo el seudónimo de Beatriz Portinari, musa de Dante), cuentan que cuando la mujer se enteró, dijo que tal mención le había llegado demasiado tarde.

Con una estética muy tenida en cuenta a cada momento y la sutil voz narradora de  Rosario Bléfari, el largometraje incluye escenas cotidianas como la artista realizando ejercicios de rehabilitación junto a su kinesiólogo, caminando  con ayuda de su andador y dictando lo último que escribió a su asistente, a modo de partes de un collage de quien nunca se contentó con un lugar tradicional. Licenciada en Ciencias de la Educación y Antropología, deportista de salto a caballo, compañera de Eva Perón en los Centros de Rehabilitación al Menor, los más de noventa años no le llegaron solos.
Inspirada en la temporada en el infierno, al estilo Rimbaudiano, Aurora afirma haber regresado de la muerte causada por un accidente doméstico y nos describe el encuentro con el diablo en medio de una charla con su cura. Detrás de ella y el relato de las voces de los doctores tratándola por muerta, los diplomas y recuerdos forman parte del cuadro y también esbozan ínfimos momentos que la construyen.

15_bafici_-_beatriz_portinari2Coqueta, con los labios pintados y el pelo arreglado, y a su vez solitaria, escondida tras varias corazas de autodefensa luego de los golpes de su vida, considera que sus perros muertos le dejaron gran tristeza.
Ella, que entabló amistad con personalidades como Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir, cree que sus animales fueron probablemente los mejores compañeros que tuvo. Incluso sus últimas mascotas: la araña Rebecca, la cual vivía en su ventana y su hija Ariadna (con el trágico destino de asfixia en un libro).
El relato tiene como hilo conductor a su amiga incondicional Haydeé Bambill, quien cuenta sólo las anécdotas que la artista permite conocer y acerca sus carpetas de archivo.  Allí tiene la copia de gran cantidad de fotografías de la escritora  y recortes de la prensa donde fue nombrada.
Distintos escenarios emblemáticos de La Plata están presentes a lo largo de todo el documental: el Bosque y el Museo de Ciencias Naturales, pero también bares y casas describen a Aurora, a la vez que contextualizan su obra.
Autoexiliada en Francia en 1956 por su afinidad al peronismo, la escritora vivió grandes momentos con importantes personalidades de la literatura, en quienes no se detiene, sino apenas nombra y dice que eso ya pasó hace tiempo y que cuando volvió por última vez, todos habían muerto.

Inquieta por el proceso técnico de la filmación y por contar sólo lo que ella quiere, la rebeldía de Aurora llega hasta tal punto que un día, sin dar explicaciones, decide ya no ser parte de su propia película. Ahí se nos aparece la decisión de sus autores (vinchucas, para su protagonista): seguir adelante o frenar todo su trabajo acumulado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s