EL ABRAZO DE LA SERPIENTE #CIROGUERRA

por Mercedes Orden

Colombia, 2015
Director: Ciro Guerra
Guión: Jacques Toulemonde, Ciro Guerra
Duración: 125 min.
Música: Nascuy Linares
Fotografía: David Gallego
Intérpretes: Brionne Davis, Nilbio Torres, Jan Bijovet, Antonio Bolívar, Nicolás Cancino,Yauenkü Migue, Luigi Sciamanna

“Sólo se que cuando regresé ya me había convertido en otro hombre”, deja escrito el etnógrafo Theodor Koch-Grunberg en uno de sus diarios, material que será el punto de partida para el encuentro cultural de El abrazo de la serpiente. La nueva película de Ciro Guerra (director de Los viajes del viento, La sombra del caminante) no es sólo una fotografía bonita sino también un relato complejo que va hasta lo más profundo del Amazonas para conectar dos viajes espaciados por cuarenta años de distancia y que, a su vez, son parte de uno mismo.

Theodor Von Martius , luego de una larga expedición por la selva, es llevado hasta Karamakate, un chamán cohiuano, último en su tribu, que parece ser el único que puede salvarlo de la muerte. En paralelo, el río nos trae la historia del estadounidense Evans quien, guiado por los diarios de Theodor, llega hasta el mismo hombre para que lo conduzca hasta la planta sagrada Yakruna, con la excusa de que ésta le permita conciliar el sueño. Pero el tiempo pasó y Karamakate ya no es el mismo conocedor de la naturaleza que era hace cuarenta años sino que ahora, cuando ve sus dibujos sobre diferentes conocimientos que alguna vez adquirió, se angustia por su pérdida de memoria y se ve obligado a confesar: “antes las piedras me hablaban, respondían mis preguntas”, pero éstas parecen haber quedado mudas o eso creerá hasta que emprenda el segundo viaje.
elabrazodelaserpiente
Diferentes tensiones son las protagonistas en este largometraje. Por un lado, el hombre blanco aparece para el nativo como un demonio, un ser materialista causante de los males que lo rodean. Se da en ese punto una simetría entre los dos viajantes incapacitados de poder dejar todo lo que traen a cuestas. Karamakate insiste en la poca importancia de todo ésto y los hace pasar por una serie de pruebas antes de saber si están listos para comunicarse con el maestro mayor. Es en ese momento en que, despojado de todo lo material, cada uno podría conectarse con el verdadero yo (idea que estará presente a lo largo de la película puesto que el chamán parece estar convencido de que en cada persona habitan, en realidad, dos).
Otras figuras que aparecen también en tensión son, por un lado la de los caucheros, quienes tienen un papel fundamental en la misma puesto que son presentados como los responsables de que el chamán (huérfano) haya tenido que sobrevivir aislado en la selva, ya que en su afán de sacar beneficio monetario, estos hombres matan y destruyen sin escrúpulos, arrasando con todo. Por el otro, está la religión entendida de modo occidental, la cual nos permite ver las atrocidades que puede hacer el hombre en nombre de un Dios, que nada parece tener que ver con los diferentes dioses que habitan en el paisaje natural.
La última tensión que se da de principio a fin es la de Ciencia vs. Naturaleza (y también la dicotomía Misticismo vs. Empirismo) puesto que lo que se nos plantea, en lo particular, es   ¿qué es lo que en verdad nos guía, una brújula o la música de nuestros ancestros?, y yendo a lo general,  ¿quién posee la verdadera sabiduría?.
Llegado a este punto, todo parece decir que si ambos científicos llegaron hasta Karamakate en busca de Yakruma como solución a sus males, fue porque era éste el único que podía enseñarles que el conocimiento estaba del lado del abrazo a la serpiente.
el-abrazo-de-la-serpiente2.jpg
Las dos horas de película parecen esfumarse en medio de planos detalle de las arrugas de las manos del cohiuano hasta gloriosos planos generales que simulan haberse escapado de algún cuadro y donde las actuaciones y el sonido tan exactamente captado nos regalan  todo lo necesario para que el clima propuesto nos resulte completamente verosímil y donde la belleza estética y la crueldad narrativa-documental parecen ir  en perfecta armonía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s