¿EL OSCAR VA PARA LEO?

por Flavia Schipper

No importa cuántas veces hayas visto los rankings en Rotten Tomatoes ni cuántas invitaciones en Facebook recibiste para ir al Obelisco si Leonardo Di Caprio gana el Oscar como Mejor Actor Protagonista, es deber de cualquier cinéfilo aficionado no regirse por movidas de prensa, Por eso hay que reconocer que El Renacido, película que entretiene hasta el final con una violencia que roza lo inverosímil, no es uno de sus mejores trabajos. Esta tensión generada por la esperanza de que por fin sea pomposamente reconocido viene acumulándose en las revistas de cine (no en ésta, por supuesto), en las redes sociales y en la televisión, pero incomodan a la audiencia.

Basta con recordar los peliculones que lo llevaron a estar entre los nominados en entregas anteriores –“¿A quién ama  Gilbert Grape?” (1993), “El aviador” (2004), “Diamante de sangre” (2006) o “El lobo de Wall Street” (2013)- para saber que todos estos papeles podrían llevarle la delantera a este último. Ni hablar de los films en los que se mostró ambiciosamente versátil, como en “J. Edgar” (2011), “Django sin cadenas” (2012) o “El gran Gatsby” (2013). Es como cuando nos dan ensalada de frutas después de haber comido helado: después de lo bueno, todo el resto es irrelevante.

Para desgracia de Leo esta vez hay buena competencia: Bryan Cranston protagonizó “Trumbo, la lista negra de Hollywood” (2015), después de haberle mostrado al mundo por qué es un gran actor con la serie Breaking Bad. Por otra parte, Michael Fassbender interpreta  a un Steve Jobs complejo, meticuloso y emocionalmente vulnerable. Quizás Matt Damon no le haga sombra con su papel protagónico en “The Martian” (2015), aunque vale la pena mantenerse en vilo un par de horas para ver cómo se las arregla solo en Marte.

Y si hablamos de competencia, Eddie Redmayne parece robarse la estatuilla inevitablemente con “La chica danesa” (2015). Su interpretación del famoso pintor Eignar Wegener a fines del siglo XIX, que sin demasiados preámbulos sigue sus impulsos para transformarse en una Lili Elbe natural y carismática termina por comprar al público, que no muchas veces puede deleitarse con una historia bien contada, y un reparto que le hace justicia al talento de su protagonista.

Nadie más que los que reconocemos que Leo tiene potencial queremos que el próximo domingo sea su gran noche, aunque como decía un famoso mayordomo en un comercial de los noventa “No se lo merece”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s