ALGUNAS CHICAS #PALAVECINO

por Mercedes Orden

Celina (Cecilia Rainero), una médica cirujana porteña, viaja hasta un pueblo para escaparse de una aparente crisis matrimonial. Llega de noche hasta la terminal del lugar, toma un taxi donde el chofer (Edgardo Cozarinsky) le cuenta una historia bastante extraña y luego va hasta la casa de Delfina (Agustina Liendo), una amiga de la juventud que vive junto a su esposo Sergio (Alan Pauls) y Paula (Agostina López), su hijastra, en medio del campo.
Cuando conoce a las amigas de la joven, empieza a notar que algo raro sucede a su alrededor. Luego de preguntar y preguntarse, se entera de que Paula -quien en un principio brilla por su ausencia, tanto en un modo físico como en las conversaciones del matrimonio- ha intentado recientemente suicidarse. Al producirse el encuentro entre ambas, lo que comienza siendo un intento de ayuda, termina convirtiéndose en una peligrosa comunión entre Celina y algunas chicas, donde María (Agustina Muñoz) y Nené (Ailín Salas), una especie de bruja que acerca el lado místico a la historia, son las amigas que completan el grupo.
tiroceci3
Entre visiones, manchas de sangre, drogas, lágrimas, sexo y disparos, la relación entre las cuatro mujeres se afianza, compartiendo todo ese tiempo de vida que ninguna de ellas sabe bien para qué utilizar. El enorme infierno del pueblo chico queda expuesto en cada uno de los personajes. La periferia de la ciudad aparece como el lugar perfecto para jugar con los límites, apelando a la complicidad de sus actos como un lazo de unión.
Inspirada en Entre mujeres solas, la obra de Césare Pavese, y con un tinte lóbrego y siniestro que recuerda a la filmografía de David LynchAlgunas chicas nos plantea un mundo de pesadilla al cual sólo se puede acceder y disfrutar entregándonos a su lógica. Arriesgada y misteriosa, exhibe una problemática que va más allá de una ficción, como es el caso de la depresión femenina. Santiago Palavecino (Otra vuelta, La vida nueva) logra adentrarse en esta temática a partir de elegir personajes bien opuestos pero que tienen un padecimiento en común, a la vez que genera un clima de intriga, donde la banda sonora y la fotografía no sólo acompañan, sino que cobran protagonismo.
La completa oscuridad de cualquier pueblo en la noche, se extiende también a los días, a sus personajes y aconteceres haciendo que ya nada ni nadie puedan escaparse de ella. La sombra es total y abarca tanto a lo narrativo como a lo estético. El contraluz, un logrado recurso al que apela el film, hace también del contexto que acompaña el relato y a esas chicas que, incluso cuando el día parece estar iluminado, se las ingenian para eclipsarlo.

Argentina, 2013
Dirección: Santiago Palavecino
Guión: Santiago Palavecino
Fotografía: Fernando Lockett
Música: Agustina Crespo
Duración: 100 minutos

Reparto: Cecilia Rainero, Agostina López, Agustina Muñiz, Ailín Salas, Juan Barberini, Alan Pauls, German de Silva, Agustina Liendo, Pedro Merlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s