FUOCOAMMARE #ROSI

por Mercedes Orden


Lampedusa es una isla de pescadores al sur de Italia. A esa extensión de veinte kilómetros  han arribado 400.000 inmigrantes en los últimos veinte años y 15.000 más fallecieron tratando de llegar a ella.  La historia de los habitantes de esta isla se opone a la de los refugiados que llegan hasta allí luego de pasar por muchas odiseas en sus países, en desiertos y en alta mar.

Fuocoammare-rosi.jpg

Fuocoammare se nutre de los contrastes que Lampedusa alberga y los expone tanto en su tema como en su estética. Su iluminación va y viene, pasando de claros a oscuros bien marcados, mientras que los relatos intercalan la paz del lugar, con la desesperación de los recién llegados.
Uno de los personajes en los que el documental recae es Samuele, de doce años, nacido y criado en este sitio. Él niño tira con una gomera, hace los deberes de la escuela, escucha las historias de su padre pescador, va al médico por un “ojo perezoso” y juega junto a su amigo. Paulatinamente, su cuerpo comienza a prepararse para aceptar la vida de mar, mientras que los refugiados se largan allí aprendiendo sobre la marcha el modo de sobrevivir.
En este documental dirigido por Gianfranco Rosi, la corporalidad cobra un papel protagónico, sobre todo cuando se detiene en los inmigrantes: exhaustos por tantos calvarios, quemados por el gas oil del barco, lastimados al punto de llorar sangre.
La señora que llama a la radio para dedicarle una canción a su marido “Fuocoammare” -al igual que la abuela de Samuele- nos hablan de otra época, donde el fuego en el mar era producto de las guerras. En el presente, la figura del hombre contra el hombre sigue latente pero ahora cambió su forma. Las muertes se acumulan en esa ilusión por escapar de África y llegar hasta Europa en la búsqueda de un futuro mejor.

fuocoammare_16.jpg

Ganador del Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín 2016, Fuocoammare interpela y hace sentir incómoda a cualquier moral. Los largos planos secuencias a través de los cuerpos caídos, los rostros de las mujeres que lloran las pérdidas y el doctor que afirma no poder acostumbrarse nunca a convivir con tantas muertes, son apenas una parte de los tantos conflictos que atraviesa al mundo actual.
La indiferencia, acaso un enorme padecimiento social, es contra lo que apunta Gianfranco Rosi -director italiano nacido en Eritrea- al entregarnos este fuego de mar. Aquí, mientras algunos siguen con una vida regular ignorando lo que ocurre a su alrededor, otros luchan en el intento por cambiar algo. Lampedusa vive esa tensión constante y el cineasta busca el modo de manejar los paralelos.
Fuocoammare es sólo el principio para reflexionar sobre las cuestiones inhumanas que atraviesan tantos hombres despojados de sus derechos universales en sus tierras de origen -entre guerras, pobreza y terrorismo. La ausencia llamativa, con un sesgo eurocéntrico, en la que el documental no se detiene es: ¿qué pasa con todos esos inmigrantes rescatados una vez que logran entrar en Europa? Pero esa parece ser otra historia.

Italia, 2016
Dirección: Gianfranco Rosi
Guión: Gianfranco Rosi
Fotografía: Gianfranco Rosi
Montaje: Jacopo Quadri
Documental
Coproducción Italia-Francia; Stemal Entertainment / 21 Unofilm / Cinecittà Luce / Rai Cinema / Les Films d’Ici / Arte France Cinéma
Duración:108 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s