JUNTOS PARA SIEMPRE #LITTLEMEN #SACHS

por Mercedes Orden

Jake (Theo Taplitz) es un niño de trece años que disfruta de dibujar, aunque eso justifique su introversión y el poco deseo de compartir momentos con los chicos de su edad. Cuando su abuelo fallece, sus padres deciden mudarse al departamento del anciano que ha quedado desocupado. De  Manhattan a un Brooklyn bohemio, el preadolescente se enfrenta con la pérdida afectiva y espacial pero, también, con nuevos hallazgos ya que, ni bien arriba al nuevo vecindario, conoce a Antonio (Michael Barbieri), un niño de su edad, bastante opuesto -social, con deseo de ser actor y padres casados que viven separados- pero complementario.
Rápidamente la amistad entre los protagonistas empieza a afianzarse y comparten todo el tiempo de sus vacaciones entre videojuegos, paseos en monopatín, rollers, dibujos, partidos de fútbol y clases de teatro.
Mientras la relación crece, el padre de Jake (Greg Kinnear como un actor under que nunca despega) y su tía, deciden cambiar las condiciones del contrato del local que heredaron. El problema es que la inquilina es Leonor (Paulina Garcia), la madre de Antonio y amiga del recientemente fallecido. Todo esto lleva a una tensión entre familias: donde la mujer no puede pagar otro precio, el padre necesita la plata y los niños quedan en medio del asunto -aunque apelen a llamarse al silencio- sin saber qué hacer para que el conflicto se solucione.

littlemen6-1600x900-c-default

En Por Siempre Amigos (Little Men), la música del compositor indie Dickon Hinchliffe (Tindersticks) mantiene la inocencia de sus protagonistas, acompañando al relato, sin exagerar ni entorpecerlo. La fotografía a cargo de Óscar Durán maneja los climas a partir de acentuar la oscuridad de los momentos serios -el funeral, la charla entre el padre de Jake y la madre de Antonio- en contraste con la claridad que predomina en el resto de la película.
Este drama norteamericano pone a la amistad como punto central en esa edad donde todo queda reducido a ella. En la misma dirección, Le Nouveau  de Rudi Rosenberg puede ser tomada como una prima hermana francesa. Mientras que en esta última se describe la preadolescencia, desde la fragilidad de los lazos y la dificultad para entablar relaciones duraderas, en la película de Ira Sachs se detiene en el momento siguiente: cuando la complicidad existe y el vínculo está conformado pero se pone a prueba por una cuestión que excede a sus protagonistas.
En una etapa en que todo es más trágico de lo que en realidad es, Antonio y Jake descubren la importancia de poder compartir con alguien esa nube de confusiones, amistades, amores, enojos, miedos y planes a futuro. La temporada de pruebas y errores parece culminar con la adquisición de nuevas seguridades pero también con la necesidad de poder aprender a soltar.

Estados Unidos, 2016
Dirección: Ira Sachs
Guión: Ira Sachs, Mauricio Zacharias
Fotografía: Óscar Durán
Edición: Mollie Goldstein, Affonso Gonçalves
Música: Dickon Hinchliffe, Tindersticks
Elenco: Theo Taplitz, Michael Barbieri, Greg Kinnear, Jennifer Ehle, Paulina Garcia
Duración: 85 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s