OUIJA 2: EL ORIGEN DEL MAL #FLANAGAN

por Mercedes Orden

Los Ángeles, 1965. Alice (Elizabeth Reaser) vive junto a sus dos hijas (Annalise Basso y Lulu Wilson) en la casa que su marido recientemente fallecido les dejó como herencia. La mujer, un poco chanta, trabaja leyendo manos con poco éxito, hasta que un día decide expandir su negocio y comprar una ouija. Las tres reglas son claras: jamás hay que jugar solo ni en un cementerio y no hay que irse sin decir “adiós”. Y, ¿qué es lo primero que hace la madre? pone el tablero sobre la mesa y arranca sola, lo mismo que después hará la más pequeña de sus hijas. Sin respetar las reglas, las cosas entonces comenzarán a ir de mal en peor.
Con una estética sixties, la película se desarrolla centrándose en Doris, la menor de las hermanas, una rubiecita con cara tierna -lugar común que siempre resulta cuando hay niños de por medio en las películas de terror- que tiene la posibilidad de hacer de medium y comunicarse con los espíritus que se convocan a través de la ouija. El primero es el de su padre muerto en un accidente de tránsito y el de un “nuevo amigo”, ese con el que conversa y la ayuda con los deberes de la escuela -no en vano sus compañeros de curso la tildan de rara.
Mientras Doris empieza a sentir las consecuencias de una casa poblada de espíritus que intentan comunicarse con ella, Lina, la hermana mayor y bastante escéptica, sigue desconfiando de lo que está ocurriendo allí dentro, hasta que llega al punto de tener que aceptar lo que pasa cuando siente cómo alguien le saca la colcha de noche, estando sola en su habitación, a lo que se le suman algunos extraños sueños.

ouija_0.jpg

La precuela dirigida por Mike Flanagan se ubica en la misma casa de la película del 2014  para explicar todos los sucesos ocurridos en ese lugar que supieron cómo ponernos tensos en su primera parte. Con una estética oscura y de encierro, bocas muy abiertas o cosidas, ojos en blanco y cartas escritas en polaco, se explica la historia de los antiguos habitantes de esa casa, esos que nunca lograron irse. Allí no todos los espíritus que se convocan a través del tablero de ouija son amistosos, como los que ayudan, por ejemplo, a pagar la deuda de la casa, sino que otros revolucionan la vida de esas tres mujeres de una mala manera, y no solo la de ellas, sino también las de sus conocidos que llegan hasta allí.
Si en Ouija 1, el misterio tenía su punto de apoyo en lo no dicho, el hecho de que varias preguntas encuentren una respuesta lógica en El origen del mal le quita intriga, pero no su crédito. Los silencios que anteceden a cada una de las escenas impactantes y su final abierto a la espera de una posible Ouija 3 le otorgan la cuota -aunque menor- del suspenso necesario.

Estados Unidos, 2016
Dirección: Mike Flanagan
Guión: Mike Flanagan, Jeff Howard
Fotografía: Michael Fimognari
Montaje: Mike Flanagan
Música: The Newton Brothers
Elenco: Henry Thomas, Annalise Basso, Elizabeth Reaser, Lulu Wilson, Parker Mack, Sam Anderson, Kate Siegel, Doug Jones
Duración: 99 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s