UN HOMBRE PERFECTO #GOZLAN

por Mercedes Orden

Un joven de veintiséis años está decidido a consagrarse como escritor a toda costa, incluso teniendo que tomar un camino empantanado para lograrlo.
Luego de hacer rebotar sus escritos por editoriales prestigiosas, mientras trabaja en una empresa de mudanzas, Mathieu Vasseur (Pierre Niney) va a parar a la casa de un hombre recientemente fallecido en donde encuentra sus diarios personales. El joven tiene una idea: tomar las notas del anciano sobre sus vivencias en la guerra de Argelia, pasarlas a computadora y publicarlas como propias. Su sueño se cumple: en poco tiempo se convierte en un escritor reconocido y no solo cautiva la atención de la prensa y editores –convirtiéndose en un claro best seller por el modo en que narra un acontecimiento que no presenció- sino también de Alice (Ana Girardot) una crítica literaria que hasta ese momento parecía inalcanzable.

En este thriller psicológico, el tratamiento del personaje principal es su punto fuerte. Sobre todo a partir de que Mathieu publica su primer libro sacando provecho de un escrito ajeno, como si un pequeño demonio se le posara sobre el hombro, le hablara al oído y le dijera “hacelo”. Pronto su vida da un giro radical: el hombre cambia su trabajo en mudanzas para pasar a firmar libros, consigue una novia y emprende la dura tarea de tener que pensar una segunda novela que no decepcione a la crítica y sea aceptable para la editorial que le paga una importante suma de dinero por adelantado, confiando en su talento.

374017.jpg

La playa, el sol, una mansión y toda esa buena vida en la que pasa a estar inserto el protagonista de Un hombre perfecto  choca constantemente con lo que siente en su interior. La intranquilidad por haber tomado el camino corto hacia la fama no cesa en ningún momento sino que se profundiza, sobre todo cuando confirma que alguien sabe acerca de su mayor secreto.

El segundo largometraje de Yann Gozlan (Captifs) no solo mantiene la tensión a lo largo de todo el relato, sino que va in crescendo y llega a picos donde el protagonista se encuentra expuesto a situaciones límites cuyos modos de resolución resultan bastante improbables pero no por eso menos interesantes de ser vistas en la pantalla grande. Las luchas de Mathieu son inacabables: al intento de lidiar con su consciencia y con el hecho de haberle mentido a todos, se le suma la presión editorial y un pasado que, claramente, lo condenará hasta el fin de sus días.

Francia, 2015
Dirección: Yann Gozlan
Guión: Yann Gozlan, Guillaume Lemans, Grégoire Vigneron
Fotografía: Antoine Roch
Música: Cyrille Aufort
Montaje:  Grégoire Sivan
Elenco: Pierre Niney, Ana Girardot, Ludovic Berthillot, Valeria Cavalli, Marc Barbé, André Marcon, Laurent Grévill, Thibault Vinçon
Duración: 97 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s