UN CAMINO A CASA #DAVIS

por Mercedes Orden

En la vida de cada persona nada es del todo lineal, siempre se vuelve a una simultaneidad de pasados. Del mismo modo, en  Un camino a casa -drama ficcional basado en una historia real-, los tiempos se mezclan. 

En 1984, Saroo (Sunny Pawar) está en medio de la imponente naturaleza de la India. Allí se lo ve, rodeado de mariposas amarillas, robando rocas junto a su hermano para luego cambiarlas en el mercado por dos míseras bolsitas de leche para llevar a su hogar. El pequeño quiere hacer todo lo mismo que esa figura masculina -cuasi paternal- a quien sigue como una sombra. Incluso una noche, cuando su hermano se va a trabajar, le suplica que lo lleve. Si las cosas ya no venían bien en medio de la miseria, todo empeora cuando en la salida a Saroo le agarra sueño y el hermano lo deja recostado en el banco de una estación pidiéndole que lo espere allí mientras resuelve la parte laboral. Cuando el niño despierta y no lo ve, comienza a desesperarse, y en medio de la confusión, se sube a un tren vacío que lo lleva a 1600 kilómetros de su casa.
La odisea de Saroo comienza. Ahora está en una enorme ciudad, a dos días de distancia de su pueblo, con un idioma desconocido y donde la muchedumbre lo aplasta. Su corta edad no le permite recordar dónde queda su hogar, ni dar precisiones para poder pedir ayuda. El niño aprende a vivir en la cruda soledad de la calle, a buscar comida y a correr para escaparse de secuestradores de menores, mientras anda con un cartón debajo del brazo a modo de cama. “Ganestelay” es la palabra que repite y lo único que recuerda de su lugar de procedencia, pero todos ignoran de qué habla.

lion-5.jpg

Luego de pasar por un orfanato, donde aprende a comunicarse en inglés, Saroo es adoptado por Sue (Nicole Kidman) y John Brierley (David Wenham). Alejado de su idioma y sus raíces, el pequeño comienza una nueva vida en una cálida casa llena de comodidades en Tasmania, Australia. Lentamente se adapta a la nueva cultura y su nueva familia (no así su nuevo hermano Mantosh), sabe cómo aprovechar las oportunidades pero lo hace con la esperanza de algún día poder volver a su hogar.
Más de veinte años después, Saroo Brierley, interpretado por Dev Patel, comienza a estudiar hotelería, apoyado por sus padres y en un viaje de estudio conoce a Lucy (Rooney Mara). La mujer pronto se convierte en la compañera necesaria para buscarle una solución al problema de su vida: la culpa por imaginar que su familia en India pasó todo ese tiempo buscándolo. Llegado a este momento, el punto débil de la película queda expuesto en el papel central que cobra Google, al poner su nombre de forma grosera en escenas que se podrían haber resuelto de otro modo (incluso dando a entender la importancia de Google Earth en la búsqueda de Saroo para volver a su hogar).

Lion-2.jpg

Así como el protagónico de Google es el punto más flojo, la fortaleza de Un camino a casa  está en  la interpretación de Sunny Pawar (el pequeño Saroo), quien cuenta con carisma y la ternura necesaria, reflejada en primeros planos sobre su rostro y generales que lo ven correr de un lado al otro, mientras el niño intenta escapar de las adversidades con las que se va cruzando. La imponencia de la fotografía de diferentes paisajes naturales de India y Australia, acompañada por la actuación de Pawar, se comen el largometraje de Garth Davis, y le otorgan un peso a esta historia basada en hechos reales, conmoviendo al espectador para que no sea simplemente otra película de Dev Patel Nicole Kidman (incluso aunque sus papeles sean por demás respetables).

Australia, Estados Unidos, Inglaterra, 2016
Dirección: Garth Davis
Guión: Luke Davies (adaptación del libro “Un largo camino a casa”, de Saroo Brierley)
Fotografía: Greig Fraser
Producción: Iain Canning, Angie Fielder, Emile Sherman
Montaje: Alexandre de Franceschi
Música: Volker Bertelmann, Dustin O’Halloran
Elenco: Dev Patel, Sunny Pawar, Abhishek Bharate, Priyanka Bose, Nicole Kidman, Rooney Mara, Nazuddin Siddiqui, David Wenham
Duración: 120 min.

lion-Nicole-Kidman.jpeg

DATO
Diamond Films Argentina, Missing Children Argentina y Google crearon un mapa interactivo para ayudar a los niños perdidos del país. Hacé click para saber más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s