LA CHICA SIN NOMBRE #DARDENNE

por Mercedes Orden

Una noche, después que termine la guardia de Jenny (Adèle Haenel), alguien toca el timbre del consultorio. Su ayudante pretende abrir, pero ella se lo impide. Explica que ya no están de turno hace una hora y el joven, ante la impotencia, toma su bicicleta y se va ofendido. Al día siguiente, la visitan dos detectives pidiéndole las grabaciones de la cámara de seguridad que tiene en la puerta del domicilio. Una mujer fue asesinada a pocos metros de allí y nadie sabe el motivo ni su identidad.
Mientras la joven médica intenta resolver lo sucedido, su residente se niega hablarle e incluso decide dejar la profesión. Ella intenta maniobrar su trabajo y a la vez averiguar quién asesinó a la chica sin nombre, esa que le había tocado el timbre. El crimen origina en Jenny un conflicto existencial al punto de abandonar un futuro glorioso y enfocarse en un trabajo de mayor compromiso social, el cual intercala con la búsqueda de la NN. La culpa que siente por esa desconocida, hace que se mude a su consultorio, esté disponible a toda hora para hablar con quien aporte datos, y aproveche las visitas médicas y cualquier encuentro para mostrar la foto de la chica -en pésima resolución- que lleva en su celular.

350

La obsesión de esta médica llega tan lejos que apela al acto de interpelar a todos los habitantes de su ciudad, que prefieren callar y ser indiferentes, ya sea por temor o por la brecha económica y cultural que los distancia de la difunta. Al contrario de Jenny, quien prefiere salir de su zona de confort, y meterse en donde sea para encontrar nuevas huellas.
LucJean-Pierre Dardenne (Dos días, una noche) nuevamente apuestan a un drama social, con una cámara movediza que persigue a la protagonista en el intento de resolver el caso, ese que incluso los detectives encargados del mismo toman más a la ligera que ella.
Si bien La chica sin nombre no tiene el mismo poder de crítica que las anteriores películas de estos hermanos, el conflicto moral y la actuación de Adèle Haenel se destacan, sobre todo por el papel de esa joven profesional que se muestra seria y crea climas donde el silencio se apodera de todo, pero que a su vez cuenta con la empatía suficiente como para hacerse cargo del asesinato de una chica a la que su familia no pudo darle el entierro merecido.

Bélgica, Francia, 2016
Dirección: Luc Dardenne, Jean-Pierre Dardenne
Guión: Luc Dardenne, Jean-Pierre Dardenne
Fotografía: Alain Marcoen
Edición: Marie-Hélène Dozo
Elenco: Adèle Haenel, Olivier Bonnaud, Jérémie Renier, Louka Minnella y Olivier Gourmet
Duración: 113 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s