ELLE: ABUSO Y SEDUCCIÓN #VERHOEVEN

por Mercedes Orden

Michèle Leblanc (Isabelle Huppert) es una empresaria que triunfa. Se podría decir que es exitosa, pero quizás ese no sea el término para referirse a esta mujer cuyo padre fue en el pasado un asesino serial -convirtiéndola a ella en cómplice y a su familia en blanco de todos los noticieros- y que ahora, ya madura, es víctima de una violación por un hombre enmascarado.
En silencio, Michèle intenta investigar quién fue el abusador siguiendo las huellas de los acosos diarios que ese hombre le hace para que ella nunca logre estabilizarse del todo y vuelva constantemente al momento de la violación. Sin buscar ayuda de la policía -sobre la que siente cierto rencor desde la infancia- ella intenta dar con el culpable por sus propios medios y seguir con su rutina diaria: cambia las cerraduras de su casa, le pide a uno de los empleados de su empresa de videojuegos que le enseñe a usar un arma, y hace todo lo que está a su alcance para continuar con su vida de la forma más normal que se pueda, aunque eso, en verdad, resulta imposible.
El director holandés Paul Verhoeven vuelve con una historia donde lo trágico es tomado por el lado de una sociedad frívola en medio de la cual Michèle está inserta. Buscando un mínimo refugio entre sus viejos amigos, vecinos y familia -conformada por su hijo, dos mujeres tan particulares como su madre y su nuera, y Richard, su ex esposo- la mujer avanza poniéndose un escudo que la defienda de las situaciones adversas por las que transita.

9af69ae0f7ad9acf_new12.jpg

Aquí, los hechos sin concluir son un material constante del guión puesto que a la relación con Richard (Charles Berling), quien aún dialoga con su ex-mujer acerca del pasado, se le suman el vínculo con su padre preso -a quien no puede perdonar- y el hostigamiento de un hombre “sin rostro” que llega para interrumpir su cotidianidad.
A una trama que logra mantener un clima de tensión psicológica de principio a fin, se le suma la elogiable actuación de Isabelle Huppert, quien se pone en el papel de una víctima de acoso sexual desde un enfoque distinto: el de una empresaria fría y silenciosa, que observa más de lo que dice e intenta comprender qué y quién está intercediendo en su vida. Una mujer autosuficiente, ni heroína ni anti-heroína, que acaba de ser abuela de un nieto ajeno, se acuesta con el esposo de su amiga, fantasea con un vecino casado, a la vez que se  rehúsa a ver a su padre y critica las elecciones de su madre por formar pareja con un ‘sex toy’.
No caben dudas de que Elle. Abuso y seducción es un largometraje completamente distinto, de esos que se aman o se odian y donde la complejidad se construye cruzando límites morales pero también los de la violencia -tanto expuesta como latente- para ubicarse en otro plano donde la sexualidad, los traumas, el rol de la mujer y la soledad juegan en un mismo equipo, para sobresaltarnos y desconcertarnos escena tras escena.

Francia, 2016
Dirección: Paul Verhoeven
Guión: David Birke (basado en la novela de Philippe Djian)
Fotografía: Stéphane Fontaine
Música: Anne Dudley
Montaje: Job ter Burg
Coproducción Francia-Alemania-Bélgica
SBS Productions / Entre Chien et Loup
Elenco: Isabelle Huppert, Laurent Lafitte, Anne Consigny, Charles Berling, Virginie Efira,Judith Magre, Christian Berkel, Jonas Bloquet, Alice Isaaz, Vimala Pons, Raphaël Lenglet, Arthur Mazet, Lucas Prisor, Hugo Conzelmann, Stéphane Bak
Duración: 130 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s