THE FOUNDER #HANCOCK

Por Flavia Schipper

“Persistencia” la palabra que Ray Croc (Michael Keaton) encuentra más afín a su persona. Y no es que no recuerde su pasado como vendedor de máquinas para hacer milkshakes y jugos, sino que más bien se basa en el vuelco que dio su vida al toparse con McDonald’s en el año 1954. 

Ray siente que ya no está para andar a los trotes con un negocio que parece hundirse, hasta que llega un pedido de los hermanos Richard “Dick” McDonald’s (Nick Offerman) y Maurice “Mac” McDonalds  (John Carroll Lynch), que lo lleva San Bernardino, sur de California. Al llegar, un cúmulo de situaciones hacen eureka en su mente: la solicitud viene de una hamburguesería cuyo sistema es tan eficaz que las hamburguesas con queso y salsa de tomate -único menú- se sirven en 15 segundos y son para llevar.

La funcionalidad de la cadena de montaje que Dick y Mac pensaron hace que este vendedor de 52 años, hastiado de su trabajo, se enamore del proyecto así como del nombre: McDonald’s se ve como una sola palabra, un solo término en el que Ray proyecta un símbolo más de Norteamérica, como las banderas y las cruces de las iglesias.

TF_D19_DM_06252015-6981.cr2
Michael Keaton interpretando a Ray Kroc.

El film de John Lee Hancock cuenta la historia de un empresario al que no le importa sobrepasar límites, adueñarse de las virtudes ajenas o abandonar a quienes no le permiten avanzar, pero que a la vez  es el héroe de sus propias luchas. El sueño de poner franquicias en todos los estados lo llevará a interceder en la voluntad de los originales creadores del restaurante, a invadirlo y a moldearlo a su gusto. Su trabajo anterior, su mujer y los hermanos McDonald comienzan a verse como lastres que necesita sacarse de encima.

En este relato los personajes replican sistemáticamente los clichés de la época: esposas sumisas siempre hablando como si pidieran permiso, hombres que hacen negocios, rubias que imitan el ideal de belleza a lo Marilyn Monroe mientras que en el ámbito privado reprimen sus angustias.

La escenografía y el vestuario son dos grandes logros, las paredes con revestimiento de madera, la predominancia de la luz del día y del color rojo, así como las vestimentas que contrastan colores fuertes con otros en tonos pastel, nos hacen sentir por momentos en una publicidad de Coca-cola.

Sin dudas Michael Keaton se roba la mayor parte del film y podemos decir que, luego de un extenso impasse, volvió para grandes papeles: después de Birdman (2014), su interpretación como un empresario ambicioso tiene el carisma necesario para hacernos creer que esta historia tiene un final feliz.

Estados Unidos, 2017
Dirección: John Lee Hancock
Guión: Robert D. Siegel
Fotografía: John Schwartzman
Montaje: Robert Frazen
Producción: Don Handfield, Karen Lunder, Jeremy Renner, Aaron Ryder
Música: Carter Burwell
Elenco: Michael Keaton, Laura Dern, Nick Offerman, John Carroll Lynch, Patrick Wilson, Ric Reitz, Wilbur Fitzgerald, Patrick Wilson
Duración:  115 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s