EL PORVENIR #HANSENLØVE

por Mercedes Orden

Nathalie (Isabelle Huppert) es una profesora de filosofía en París que está atravesando una mala temporada: tiene que cuidar a una madre enferma y depresiva (Édith Scob), sus hijos abandonan el nido, la editorial para la que trabajaba comienza una etapa de modernización, sin requerir ya de su material y su esposo (Gerard Depardieu) se ve obligado a confesarle que mantiene una relación paralela.
Con el correr de los días, nada parece poder prosperar demasiado -al contrario-, pero su protagonista acepta lo que le ocurre con total entereza. Mientras tanto, su madre empeora, el divorcio avanza y la mujer se encuentra teniendo que afrontar una etapa de soledad donde parece sufrir más por la división obligada de libros y la venta de su casa de veraneo, que por la separación del padre de sus hijos en sí.

106552903thingstocome-xlarge_trans_NvBQzQNjv4BqZgEkZX3M936N5BQK4Va8RWtT0gK_6EfZT336f62EI5U

Mia Hansen-Løve (El padre de mis hijos, Primer amor) construye un relato donde, si bien las pálidas abundan, cierto optimismo se mantiene de fondo a modo de hilo conductor: el porvenir se presentifica en las figuras de un nieto recién nacido y de un alumno (Roman Kolinka) que aprendió a sentir pasión por la filosofía gracias a ella y que, si bien sigue sus pasos al escribir ensayos sobre Theodor Adorno, pretende llevar una vida un poco más hippie y claramente más encaminada hacia la izquierda que la de la protagonista y su ex esposo.
Será este joven -motivo de celos eternos por parte de sus hijos que lo ven como “el preferido”- quien le sirva a Nathalie como motor para comenzar a pensar qué es lo que desea para esta nueva vida, impulsándola a hacer pequeñas escapadas ciudad-campo para compartir con él y su círculo momentos de dispersión en un clima calmo, logrando conformar nuevos vínculos basados en la contemplación y respeto del entorno.
Ganador de la categoría a mejor dirección en el Festival de Berlín 2016, el quinto largometraje de Hansen-Løve esconde tras la sencillez de la cotidianeidad, la complejidad de un personaje que se encuentra en total soledad, teniendo que tomar las riendas de su existencia. A un guion consistente -repleto de alusiones a filósofos que van desde Schopenhauer hasta Pascal, pasando por Rousseau- se le suman fascinantes paisajes naturales y las actuaciones de Huppert, Scob y Depardieu que, por supuesto, añaden lo suyo y… no esperábamos menos.

Francia, Alemania, 2016
Dirección: Mia Hansen-Løve
Guión: Mia Hansen-Løve
Productor: Charles Gillibert
Fotografía: Denis Lenoir
Montaje: Marion Monnier
Escenografía: Anna Falguères
Duración: 100 min.
Elenco: Isabelle Huppert, André Marcon, Édith Scob, Roman Kolinka, Sarah Le Picard, Solal Forte
Producción: CG Cinéma, ARTE France Cinéma, Rhône-Alpes Cinéma, Detailfilm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s