EL BAR #DELAIGLESIA

por Mercedes Orden

Elena es una señorita coqueta que camina por las calles de Madrid, vestida en tonos pasteles, hablando por teléfono con una amiga acerca de un chico de internet a quien está por ir a conocer. Mientras se pregunta si él le va a gustar, se queda sin batería y, mal que le pese, entra en el primer bar que encuentra. Luego de consultarle al mozo si tiene un cargador, alguien es asesinado en la puerta del lugar y todas las personas que estaban afuera, desaparecen. Cuando un hombre sale a intentar socorrer al caído, una bala le pega en la cabeza y lo mata. Nadie sabe quién fue y, lo que es tan grave como eso: cuando todos los que están en el bar se distraen, entre gritos y consternación, los cuerpos desaparecen, e incluso la sangre es limpiada sin que se den cuenta.
Encerrados en el comercio, con terror de volver a abrir la puerta y sin señal de teléfono para pedir auxilio, los ocho afectados comienzan a esbozar hipótesis acerca de lo que puede estar ocurriendo, la que toman como más viable es la amenaza que está en la agenda de todos los medios: quizá son víctimas de un atentado terrorista. Es ahí cuando todos se miran con desconfianza sin saber si el peligro está fuera o si en verdad, está dentro y es por eso que los que salen son aniquilados.

default.jpg

El bar no sólo divierte e impresiona, sino que también interpela, con la lucidez con que sólo Álex de la Iglesia puede hacerlo. La heterogeneidad de este grupo es lo que enriquece el relato, donde las miserias de cada uno quedan expuestas en medio del encierro: Amparo (Terele Pávez) es la fría dueña del bar, Sergio (Alejandro Awada) un extraño vendedor de ropa interior, Sacur (Secun de la Rosa) es el mozo-mulo, Trini (Carmen Machi) es una ludópata avergonazada, Andrés (Joaquín Climent) un ex policía a quien su mujer no le permite ver a sus hijos, Elena (Blanca Suárez) es una mezcla entre itgirl chica Cosmo que no puede resolver su vida sentimental, Nacho (Mario Casas) un hipster vanidoso y egoísta, mientras que Israel (Jaime Ordóñez) es un vagabundo alcohólico que se la pasa citando la Biblia.
Si bien construcción de todos los personajes logra su propio mérito, el de este último el más logrado porque le sirve de excusa al director para llevar a cabo una crítica social acerca del papel que este homeless ocupa en la sociedad. En este sentido, es interesante observar el modo en que Israel se ríe a carcajadas mientras los otros se desesperan en medio del encierro, ya que su vida está jugada hace rato, incluso, pese a sus delirios místicos-apocalípticos y su inconsciencia, es quien maneja la sagacidad necesaria como para comprender qué es lo que está ocurriendo, y qué lugar ocupa él en tanto excluido social.

426223.jpg

Fiel a su estilo, De la Iglesia toma una escena de la vida cotidiana, como puede ser la coincidencia de personas desconocidas en un bar y construye una narración donde el clima de tensión se mantiene de principio a fin, agregando elementos de thriller y comedia, para lograr un relato que deja al descubierto distintos matices de individualismo.
La oscuridad se instala en la fotografía, con imágenes que se acercan a los personajes tomándolos desde distancias similares a las selfies, mientras la cámara los sigue en su intento por escapar de esa tragedia que Israel y la Biblia la venían anunciando.
Nuevamente lo extremo hace de punto fuerte, y en este largometraje eso aparece expuesto hasta el hartazgo, al punto que la sangre, el sudor y el hedor se sienten con tanta intensidad que por un momento nos hacen creer que nosotros también estamos encerrados. No quedan dudas de que El bar es, sin dudas, la vuelta de De la Iglesia al cine que nos gusta y eso es motivo para festejar, con la impresión y las carcajadas que nadie como este director sabe cómo generar.

España, 2017
Dirección: Álex de la Iglesia
Guión: Álex de la Iglesia, Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: Ángel Amorós
Productora: Pokeepsie Films / Nadie es perfecto PC
Música: Carlos Riera, Joan Valent
Elenco: Blanca Suárez, Mario Casas, Secun de la Rosa, Carmen Machi, Jaime Ordóñez, Terele Pávez, Joaquín Climent, Alejandro Awada,
Duración:  102 min.

Nota publicada durante Bafici 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s