LA MUERTE DE MARGA MAIER #TOKER

por Mercedes Orden

Dos niños encuentran el cuerpo de una mujer, con un corte en el cuello, traído por la sudestada. La policía llega hasta el lugar y reconoce a Marga Maier. El mismo día, Julia Victorica (Pilar Gamboa) vuelve a la estancia Los Coronillos por un posible comprador brasileño, Ricardo Reis (Ivo Müller). Luego del encuentro, la noticia del crimen llega hasta ellos.
Marga Maier (María Inés Aldaburu) era, según cuentan los pobladores de Punta Indio, una mujer difícil de llevar. Antigua trabajadora del Hotel Argentino, había ido a vivir a Los Coronillos, junto a su sobrino, luego de que el río se coma el viejo hotel convirtiéndose en la secretaria del señor Victorica. Luego de la muerte del hombre, Maier permaneció en el domicilio a modo de inquilina-okupa, mientras la joven crecía del otro lado del océano, bajo la custodia de una tía.
La aparición del cuerpo de Maier motoriza la narración, poniendo el foco en la investigación llevada a cabo por los policías de la zona. Mientras tanto, Julia intenta lidiar con esa realidad que se le presenta, actualizando momentos de su pasado, en medio de esas tierras húmedas, e intentando ponerse al día acerca de lo poco que ha ocurrido en ese pueblo que abandonó hace ya varios años, pero donde el tiempo parece haber quedado detenido.
Utilizando la bellísima reserva  El destino como locación, La muerte de Marga Maier se empapa del espíritu de Punta Indio, apelando a diversas referencias -como son sus paisajes naturales, el diario zonal “El colono” y las ruinas del Hotel Argentino- para otorgarle a esta ficción sus cuotas de verosimilitud.

19222657_470647783283066_7215086181112412730_o.jpg

Personajes misteriosos y extraños construyen una interesante historia: la dueña de la pulpería (Mirta Busnelli) y su hija (Ana Pauls), un guitarrista e incluso el “Pelagatos”, sobrino de la difunta, a mitad de camino entre loco y un hombre con pocas luces. En posición contraria a ellos, la burguesía rural, representada por la dueña de la estancia y don Alejandro (Luis Machín), un viejo amigo de la familia Victorica. Ellos son acompañados por el forastero extranjero y un investigador (Alberto Suárez) que no parece estar corrompido por intereses personales y que los observa a todos con la misma desconfianza, sabiendo que el asesino no puede estar muy lejos.
El corte en el cuello de Marga Maier, la maldición de una piedra preciosa y la aparición del brasileño que irrumpe en el lugar “por encargo” no pueden ser sólo mera coincidencia -y vaya que no lo son- sino que forman parte de las pistas que todo policial negro necesita para hacer avanzar el relato.
Mezclando elementos de este género con otros thriller, e incluso de western -donde los slides de la guitarra otorgan el clima de tensión en medio de los encuentros-, Camila Toker hace del crimen un modo de sacar a la luz los sucesos de un pequeño pueblo donde todo transcurre en un nivel donde lo perverso y la oscuridad invaden todos los espacios.

Argentina, 2016
Dirección: Camila Toker
Guión: Camila Toker, Anne Sophie Vignolles
Fotografía: Ben Battersby
Edición: Wenchi Bonnelli
Música: Fernando Tur
Reparto: Pilar Gamboa, Ivo Müller, Mirta Busnelli, Luis Machín, William Prociuk, María Inés Aldaburu, Walter Jakob
Roberto me dejó Films / Oh My Gomez! Films / Kinoosfera Filmes
Duración:  95 min

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s