UN MINUTO DE GLORIA #GROZEVA #VALCHAROV #BULGARIA

por Mercedes Orden

Tsanko Petrov (Stefan Denolyubov) es un humilde trabajador ferroviario que se encuentra haciendo su trabajo habitual de mantenimiento de las vías cuando un billete llega hasta sus pies. Mira para los costados y sin entender su procedencia, lo guarda en el bolsillo. Luego la acción se repite con otro billete y cuando se quiere dar cuenta, está ante un bolso con un millón de levas -la moneda de Bulgaria.
Si bien la situación económica de Tsanko no está resuelta -algo que se observa a simple vista- e incluso empeora por los actos de corrupción que ocurren a su alrededor, el hombre decide entregar el dinero a la policía, convirtiéndose inmediatamente en una especie de héroe local que aparece en la tapa de los diarios y en los noticieros por su acto de dignidad.
Julia Staikova (Margita Gosheva) es la encargada de relaciones públicas del Ministro de Transporte. Es ella quien lleva adelante, junto a su equipo, la ceremonia para homenajear a este ferroviario y en la cual se promete la presencia del ministro para entregarle un reloj en forma de agradecimiento. Momentos antes de que eso ocurra, Julia le pide al hombre que se quite su viejo “Glory” de pulsera, asegurando devolvérselo cuando las cámaras se apaguen. El problema es que esto no sucede y la desesperación de Tsanko comienza a aumentar cuando los días pasan y ese recuerdo de su padre no vuelve hasta él.

photo GLORY 003000.jpg

El segundo largometraje dirigido por Kristina Grozeva Petar Valcharov (La lección) describe el día a día de personas tan disímiles como son Petrov y Staikova, apelando nuevamente a la temática moral con la que ya contaba la primera película de esta dupla. A través de los obvios contrastes, se deslizan las diferencias de clase pero también de valores entre estos sus personajes principales. Así observamos a la mujer yendo al médico junto a su esposo, con quien vive en un hogar ordenado y pulcro, mientras que el hombre lo hace en solitario, junto a sus animales, en una humilde casa que apenas puede mantener.
En este drama se luce la actuación de Denolyubov quien se pone en el papel de un trabajador que hace grandes esfuerzos para poder comunicarse y que es visto como tonto por sus compañeros de trabajo mientras que los demás hacen uso de su nobleza para tapar los problemas que ocurren al interior del Ministerio y otros apelan a su sinceridad en un intento de hundir al gobierno de turno.
De esta forma, Un minuto de gloria (Glory) apuesta a una historia contundente con un guion impecable, el cual se permite ciertas licencias para el humor negro, preocupándose por mostrar no los paisajes de Bulgaria si no sus distintas idiosincrasias y donde la lucha de un buen hombre por recuperar el viejo Glory a cuerda sólo se comprende por lo que esa herencia implica en él, algo que vale más que ese millón de levas con el que se tropezó en las vías del tren, pero que todos los otros, enceguecidos por la ambición y los intereses egoístas, no lo pueden comprender ni tampoco tomarlo en cuenta.

Bulgaria, 2016
Dirección: Kristina Grozeva, Petar Valchanov
Guión: Kristina Grozeva, Petar Valchanov, Decho Taralezhkov
Productores: Kristina Grozeva, Petar Valchanov
Música: Hristo Namilev
Fotografía: Krum Rodriguez
Montaje: Petar Valchanov
Elenco: Stefan Denolyubov,  Margita Gosheva,  Milko Lazarov,  Kitodar Todorov, Ana Bratoeva,  Nadejda Bratoeva,  Nikola Dodov,  Stanislav Ganchev,  Mira Iskarova
Duración: 101 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s