LOS DECENTES #VALENTARINNER

por Mercedes Orden

Belén, de treinta años, va a una entrevista de trabajo. Incómoda por lo que la situación genera, la vemos a través de un plano fijo mientras una mujer fuera de cámara le hace preguntas y le anticipa que lo que la empresa busca es gente que no trabaje de manera temporaria. Ella, necesitada de un salario fijo, asiente y hace una salvedad: no quiere cuidar niños. Entonces la entrevista finaliza luego de que prometan llamarla y le pidan que no cierre la puerta al salir.
En la escena siguiente la vemos ingresar en un country de alguna parte del Conurbano bonaerense, donde un hombre de seguridad le explica con paciencia dónde queda la casa para la que fue contratada con cama adentro. Cuando llega, Juanchi está entrenando y su madre Diana, no se encuentra en el domicilio pero igualmente ya tiene todo lo necesario preparado en su nueva habitación. Es decir, el uniforme con sus respectivas zapatillas.
Durante los días de la semana, sus actividades comienzan a tornarse repetitivas: pasar el trapo, limpiar los vidrios, la ropa y la vajilla a partir de las pautas que su jefa le da con rigurosidad. A esto se le suma la monotonía que envuelve a ese entorno de casas similares y gente que también lo es. Pero algo distinto divisa del otro lado de los alambres electrificados: a pocos metros del barrio cerrado, hay personas que se pasean sin ropa y sin ningún pudor.
Mientras los días continúan pasando sin ningún tipo de emoción, Belén aprovecha los ratos que los dueños de la casa no están para salir a dar una vuelta con el encargado de seguridad del lugar, pero eso no parece divertirla demasiado y entonces se le ocurre una idea mejor: sacarse la ropa y usar esos momentos libres para acercarse a sus vecinos nudistas y a ese mundo de actividades, músicas y cuerpos que, en medio de su exoticidad, la alejan de una rutina agoviante.

Los decentes4

La película dirigida por Lukas Valenta Rinner hace uso de diálogos escuetos y abundantes planos fijos bien logrados para llevar a cabo una crítica de la sociedad argentina actual por momentos suave, y por otros ácida dentro de la cual la protagonista queda entrampada y donde se permite pensar, en medio de todo este gran lío, quiénes serían en verdad los decentes.
Apelando a contrastes claros, esta coproducción de Austria, Corea del Sur y Argentina observa y deja que el espectador saque sus propias conclusiones acerca de ellos. Llegado a ese punto, estarán posiblemente quienes se sorprendan por los genitales que se ponen frente a cámara pero también quienes comprendan que los indecentes pueden ser los que, viviendo en medio de un mundo superficial, parecen darle más importancia al aparentar que al ser.


Austria – Corea del Sur – Argentina, 2016
Dirección: Lukas Valenta Rinner.
Guión: Lukas Valenta Rinner, Ana Godoy, Martin Shanly, Ariel Gurevich

Elenco: Iride Mockert, Martin Shanly, Andrea Strenitz, Mariano Sayavedra
Producción: Lukas Valenta Rinner, Ana Godoy
Duración: 104 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s