EL DÍA DESPUÉS #SANGSOO

por Mercedes Orden

Una mujer se despierta de madrugada porque su marido no está en la cama. Lo encuentra en la cocina, él le dice que va a salir a caminar porque se desveló. Ella lo interroga: por qué no puede dormir, por qué sonríe, por qué pierde peso y si está viendo a alguien. Él la mira y ríe, se queda callado. No le miente pero tampoco le permite entender lo que en verdad ocurre, aunque de alguna manera, ambos ya lo saben.
Éste es sólo el comienzo que el surcoreano Hong Sang-soo nos entrega con una seguidilla de planos fijos y numerosos zooms retratados por una cámara que rara vez se mueve de su eje y encierra dentro de ella a un hombre y distintas mujeres que conforman una misma historia de amor y desamor, algo a las cuales este director ya nos tiene bastante acostumbrados pero a su vez, nunca deja de sorprendernos.
El hombre de la primera escena es un escritor reconocido en el ambiente por tener una editorial y ser crítico de los concursos más importantes. Hasta allí llega una joven a quien él contrata, cuyas historias de pérdidas le generan cierta empatía y una incipiente confianza que lo impulsan a invitarla a almorzar para saber más acerca de ella. Cuando regresan a la editorial, la esposa del hombre llega y entra en furia pensando que la nueva empleada es la mujer que le quita el sueño a su marido pero en verdad, la vieja secretaria ya no está.

The-day-after-Hong-SangSoo-nous-trompe-2.jpg

El día después apela al blanco y negro para entregarnos un relato donde la joven escritora termina involucrada en una historia que no le compete: el pasado de su flamante jefe, siendo que lo que en verdad le importa es ganar el concurso de escritura en el cual se anota año tras año. Mientras tanto, el hombre intenta lidiar con los celos de una mujer que ya no quiere, otra a quien tuvo que dejar ir y la culpa que siente por el maltrato hacia la recién llegada.
La obsesión del director surcoreano por la temporalidad nuevamente cobra un lugar preponderante en esta película donde la narración no se da por completo de modo lineal sino que apela a elipsis y saltos en diferentes direcciones. De esta manera, los contrastes apreciados en el blanco y negro, van acompañados por los temporales para comprender un enmarañado entramado de conflictos en torno a la vida de este escritor editor.
Sang-soo entrega interrogantes acerca de temas existenciales construyendo un nuevo retrato acerca de las relaciones y sus conflictividades, y lográndolo, como ya sabe hacerlo: con un buen casting de actores, la música justa, una edición prolija y una imagen donde la falta de saturación no le entrega pobreza sino que, al contrario, permite poner el foco en una etapa de la vida de este hombre donde nada parece tener demasiado color.

Corea del sur, 2017
Dirección: Hong Sang-soo
Guión:  Hong Sang-soo
Fotografía: Kim Hyungkoo
Música: Hong Sang-soo
Productor: Hong Sang-soo
Sonido: Kim Mir
Edición: Hahm Sung-won
Reparto: Kwon Haehyo, Kim Minhee, Kim Saebyuk, Cho Yunhee, Ki Jubong, Park Yeaju, Kang Taeu
Productora: Jeonwonsa Film Company
Duración: 92 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s