ADIÓS ENTUSIASMO #DURÁN

por Mercedes Orden

Una puerta con múltiples candados divide una casa en dos territorios. De un lado está una mujer que pide salir de la habitación donde fue encerrada, del otro, sus hijos le explican una y otra vez que no pueden liberarla.
Axel (Camilo Castiglione), el más chico de la familia, escucha a su madre de manera atenta, creyendo en sus palabras. Fiel a lo que Margarita le dice, el niño se instala largos ratos a interactuar con ella, madera por medio, oyendo los requerimientos, maldiciones y manipulaciones que su madre dispara sin pausa. Mientras tanto, Antonia (Mariel Fernández), Alejandra (Martina Juncadella) y Alicia (Laila Maltz) van y vienen, turnándose para hacerse cargo de la situación mientras buscan algún punto de fuga -sea la música, la ropa o los hombres- para poder olvidar por un rato lo que ocurre del otro lado de la puerta.
La voz inconfundible de Rosario Bléfari, entra en escena para convertirse en una protagonista a la que no le veremos la cara sino que simplemente escucharemos mientras ruega que abran la puerta, pide que le pasen otra frazada, más medicación y saluda a los recién llegados que se acercan al baño -donde se encuentra la ventana que comunica ambos espacios- para celebrar el cumpleaños de la mujer, quien, de forma caprichosa e imprevista decidió adelantarlo tres días para obtener algún beneficio. Entre los invitados que no cuestionan el encierro sino que comprenden la lógica de este hogar y se organizan para intentar pasar un momento ameno, está Marta, la tía de los jóvenes (Verónica Llinás) quien intenta acompañarlos a su vez que contiene a su hermana y Bruno (interpretado por el mismo director) un outsider que llega a la casa con la intención de hablar con Antonia y deambula por la misma mientras la joven intenta estar ocupada, poniendo a su madre como excusa válida, para no tener que enfrentarse con una charla postergada de la cual no parece tener ningún interés.

Adios-entusiasmo-1024x726

La celebración queda planteada, comida, bebida y canciones de por medio, incluyendo y excluyendo a la cumpleañera sin que la película se detenga a reflexionar el proceder de unos y otros ni explique el motivo, sino que observa esta situación como una mera descripción de las relacione al interior de la familia que podría pensarse como disfuncional si no fuera porque, en verdad, ¿Qué significa ser hoy una familia funcional? ¿Quién es parte de una? ¿Para qué funciona este tipo de familias y, especialmente, con qué objetivo? De tal manera se afirma que el término naturalizado en el imaginario cotidiano no es más que el modo de reproducción de un orden social motivado por una sociedad donde lo que no sirve, es rechazado y tildado de “disfuncional”. Dentro de este último aparece este grupo donde la figura paterna se ausenta, y la materna, es escondida por lo que parece ser el bien de todos.
Situada en la Ciudad de Buenos Aires, la ópera prima del colombiano Vladimir Durán apela a una historia donde la infancia se ha quebrado hace tiempo  a causa del golpe de realidad con el cual los integrantes de esta casa interactúan. Aquí, la enfermedad se ubica de forma invisible y sin rostro pero con tal impronta que nadie puede dudar de su importancia.
La acertada utilización de la cámara y la pantalla panorámica nos acerca a un mundo donde el fuera de campo es tan o más importante de lo que se muestra dentro  de la misma convirtiendo al encierro en su tema principal. Un encierro que funciona como motor narrativo a la hora de describir el submundo alrededor del cual los personajes giran, dialogan y chocan.
En Adiós entusiasmo, el sentimiento al que refiere el título no se despide sino que no se encuentra ya presente.  No hay aquí lugar para la ilusión en los rostros, excepto en los viejos vhs caseros, testigos de tiempos mejores y de una época en que los retratados estaban todos de un mismo lado.

Argentina-Colombia, 2017
Dirección: Vladimir Durán
Guion: Sacha Amaral, Vladimir Durán
Fotografía: Julián Ledesma
Edición: Ana Godoy, Laura Bierbrauer
Dirección de arte: M. Ana Casariego
Sonido: Nahuel Palenque
Reparto: Camilo Castiglione, Laila Maltz, Mariel Fernández, Martina Juncadella, Rosario Blefari, Valeria Valente, Verónica Llinás
Productora: Servo Cine,Un Puma,Imaginaria Films
Duración: 79 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s