VENIAN A BUSCARME #DELABARRA

por Mercedes Orden

El miedo seca la boca, moja las manos y mutila. El miedo de saber nos condena a la ignorancia; el miedo dehacer, nos reduce a la impotencia. La dictadura militar,miedo de escuchar, miedo de decir, nos convirtió en sordomudos. Ahora la democracia, que tiene miedo de recordar, nos enferma de amnesia: pero no se necesita ser Sigmund Freud para saber que no hay alfombra que no pueda ocultar la basura de la memoria.

Eduardo Galeano

Una escena muestra el bautismo de Álvaro de la Barra a sus treinta y dos años. Allí se ve a sus seres queridos reunidos y emocionados luego de que la justicia chilena finalmente lo reconozca como hijo de Alejandro de la Barra y Ana María Puga, entregándole su certificado de nacimiento. Padres que por defender su ideología fueron perseguidos y asesinados durante la dictadura de Augusto Pinochet. Una historia que resulta conocida ya que toda América Latina fue víctima de ese perverso plan sistemático de los años setenta, organizado por la CIA, y que unió a los países de la región bajo la sombra de la conocida Operación Cóndor.
En la siguiente escena el director llega a París, la ciudad que alguna vez lo recibió cuando teniendo apenas un año y medio, fue arrancado de su tierra luego de que  Alejandro y Ana María fueran secuestrados cuando estaban yendo a buscar al pequeño al jardín. Pero ellos no eran los únicos que iban a buscarlo, también la policía política tenía un plan entre sus manos, motivo que empujó a un rápido exilio del otro lado del océano, con la cooperación de una azafata quien lo subió al avión y cuidó hasta entrar en otro continente donde los familiares de Álvaro se hicieron cargo de él.

Fotograma-hermano.png

Venían a buscarme cuenta en primera persona la historia de ese niño que llegó con “instrucciones de uso” a un país desconocido. Ahora adulto, De la Barra opta por ordenar y construir un relato prolijo acerca de una vida llena de tabúes en torno a la ausencia de sus progenitores y de una infancia acompañada por una sola fotografía. Una historia que no sólo es la suya sino también la de un padre -cuarto líder del MIR, Movimiento de Izquierda Revolucionaria- y una madre actriz, asesinados en diciembre de 1974 y de una familia cuya herida no termina de cicatrizar.
El resultado final es un emotivo largometraje el cual forma parte de la lista de documentales que nos vienen acercando, en el último tiempo, una generación de directores donde las crónicas de sus crecimientos, en medio del silencio, ahora los impulsan a salir a buscar respuestas para reconstruir sus propias vivencias hechas de a huecos y cuerpos desaparecidos.
Pérdidas producto de dictaduras salvajes, padres arrancados por defender sus principios. Estas películas no buscan la originalidad a nivel temático sino que se distinguen en el modo particular de atravesar esa etapa y en la manera en que cada uno fue elaborando sus ausencias. Infancias similares en países diferentes donde los adultos buscaron protegerlos del horror. El miedo como motivo de silencio es ahora el motor para intentar ordenar un período que pocos de ellos recuerdan sea por la edad o porque optaron por olvidar. En el caso de esta ópera prima, una infancia sin padres pero con diversas figuras paternas y sin raíces pero con Francia y Venezuela como hogares posibles.
La identidad es el fin, pero también el principio de estos documentales. Los sordomudos de Eduardo Galeano, esos que por miedo prefirieron no hablar, ahora salen a buscar su voz, a rearmar su propio relato, a darle una forma a través de materiales de archivo, a explicar finalmente, quienes son y quienes somos, para abrir los ojos de algunos y reafirmar en otros la convicción de que todo eso no puede volver a ocurrir nunca más.

Chile, 2017
Dirección: Álvaro de la Barra
Guion: Álvaro de la Barra
Fotografía: Carlos Vázquez e Inti Briones
Montaje: Sebastián Sepúlveda y Martín Sappia
Sonido: Roberto Espinoza
Productor: Álvaro de la Barra
Documental
Productora: Ávila Films
Duración: 85 min

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s