ESTIÚ 1993 #SIMÓN

por Mercedes Orden

Ojos que observan queriendo entender el nuevo paisaje, de adaptarse a él. Una mudanza ocurre mientras los vecinos en las calles festejan y los fuegos artificiales iluminan el cielo. Frida (Laia Artigas) carga su muñeca en brazos y se despide en silencio de una vida que ya no es: de ahora en más, Barcelona formará parte de su pasado.
Estiú 1993 (Verano 1993) lleva a la ficción la historia de su directora, quien hace de su ópera prima en recuerdo de su infancia en la cual, tras perder a sus padres a causa del sida se fue a vivir a una casa rural junto a sus tíos -ahora convertidos en nuevos padres- y su prima -devenida en hermana. De esta manera, Carla Simón expone sus recuerdos desde la óptica de la niña que alguna vez fue y lo hace creando una armonía perfecta entre los sentimientos y la belleza simple.
Como si el relato fuera además un interrogante acerca de cómo entienden los niños las pérdidas afectivas, la película pone su atención en Frida quien, con apenas seis años, se ve enfrentada a una difícil situación que debe aprender a sobrellevar. Si bien lo primero que se le ocurre es el deseo de escapar de esa realidad y correr hacia otro presente que ya no es, tras la aparición de una negación, la niña atraviesa las diferentes etapas del duelo hasta lograr aceptar el nuevo paisaje familiar que se le propone.

Estiu-1993.jpg

Los baños, las noches, los bailes, los juegos cobran ahora un nuevo lugar mientras Frida pasa de sentirse una mera observadora de la familia a la que llega -contemplando sus formas de interactuar- hasta llegar a hacerse cargo de su lugar, incluso de ser ahora hermana mayor e influencia de la pequeña Anna (Paula Robles).
El verano de 1993 habla de una temporada de adaptación en donde Frida todavía carga con el dolor de las ausencias y la incertidumbre acerca de su futuro. La confusión, la impotencia, la pregunta por Dios y amor se mezclan con la calidez del entorno natural que envuelve a los personajes. La dificultad del proceso desde la mirada de la niña pero también de los tíos/padres quienes no sólo tienen que aceptar el fallecimiento de la hermana de él si no también aprender a tratar con la pequeña y darle el cariño y el espacio dentro de sus vidas.
Hablada en catalán, Estiú trata temáticas delicadas sin caer en golpes bajos. Las interpretaciones -especialmente de Robles y Artigas– así como también la estética en la que se sumerge la película, le añaden una dulzura a la historia capaz de conmover a cualquiera. De forma sencilla y sin forzar situaciones, Simón se presenta en el mundo del cine de la mejor manera y transformando ese verano complciado en un motivo de elogio.

España, 2017
Dirección: Carla Simón
Guion: Carla Simón
Música: Ernest Pipó
Producción: Inicia Films Avalon P.C.
Fotografía: Santiago Racaj
Edición: Ana Pfaff
Elenco: Laia Artigas, Paula Robles, David Verdaguer, Bruna Cusí, Etna Campillo, Jordi Figueras, Dolores Fortis, Titón Frauca
Duración: 97 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s