EL OTRO Y SU ESPEJO #AMANTEDOBLE #OZON

por Mercedes Orden

publicado originalmente en Revista Caligari

En la famosa entrevista que François Truffaut realiza con Alfred Hitchcock,  el periodista y cineasta entiende que “El suspense es, antes que nada, la dramatización del material narrativo de un film o, mejor aún, la presentación más intensa posible de las situaciones dramáticas” (El cine según Hitchcock, 1974). Ese término que supo identificar al cine de este director inglés -a quien Truffaut lo definió como su gran maestro- es retomado, de forma constante, por contemporáneos que ven en él un modo de abrirse paso en el mundo del cine. Entre ellos está François Ozon, quien, a lo largo de su filmografía, viene haciendo del suspense una herramienta necesaria y su nuevo largometraje, Amante doble, no es la excepción.
Aquí aparece Marine Vacht interpretando a Chloé, una ex modelo de veinticinco años, sin trabajo y preocupada por sus dolores de vientre. Pese a que los estudios dan buenos resultados y los médicos no encuentran ningún motivo de origen, ella sigue manifestando sus malestares hasta que decide consultar con otro tipo de especialista. Así llega hasta el consultorio de un psicólogo con la ilusión de encontrar algún modo de alivio para sus problemas. Tras las primeras consultas con Paul (Jérémie Renier) ella comienza a tener mejoras en su vida hasta que, de modo abrupto, las sesiones se interrumpen cuando la relación entre el profesional y la paciente mutan a una de tipo amorosa.
A pesar de sus avances, lo irresuelto sigue manifestándose. Ahora, la mujer se muda con Paul y tiene un trabajo estable como vigiladora en un museo pero los traumas de la infancia no logran ser aceptados sino que siguen su proceso. A esto se suma una desconfianza respecto a su pareja y a los secretos del pasado que el mismo guarda. La impotencia que ese hermetismo provoca en ella, la lleva a consultar con otro profesional, en este caso, un psiquiatra inexplicablemente idéntico a su pareja pero con una personalidad completamente opuesta. Es ésta la que llama su atención al igual que la relación violenta que con él se establece, una relación en el medio de la cual ella intenta entender lo que ocurre entre esos dos hombres.

8d54b611039b35536d49c4041b4333f0-descarga (2).png

Yendo del suspense al thriller psicológico de manera continua, una conjunción de elementos disímiles, como son:  la manipulación, la obsesión y la sexualidad, son puestos al servicio de una trama narrativa poco nítida donde los sueños, el pasado y las omisiones no ayudan a dilucidar qué es lo que sucede. Una vez más, el pacto que Ozon le propone al espectador no es el de la tranquila recepción de la obra si no que se lo ubica en un rol activo donde a medida que la historia avanza, distintas pistas le son puestas en el camino para poder descifrar hacia donde se dirige.
Basada en la novela Lives of the twins de Joyce Carol Oates, Amante doble apela a un gran trabajo de fotografía a cargo del belga Manu Dacosse quien logra a través de planos simétricos, picados y contrapicados -junto con otros recursos como son el foco y fuera de foco-, la potencia visual necesaria como para acompañar esta historia donde el juego de dobles propone a la intensidad como el lugar necesario donde la represión y la confusión se encuentran cara a cara.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s