PENSARON QUE IBA A HABER UNA FIESTA #THEPARTY #POTTER

por Mercedes Orden

Janet (Kristin Scott-Thomas) acaba de ganar las elecciones como Ministra del gobierno británico, representando a un partido de izquierda. Ese proyecto que, luego de muchos años de trabajo, por fin se concreta, empuja una celebración íntima en su casa. La fiesta se va armando mientras se hace cargo de la cocina y su esposo (Timothy Spall) está sentado en el living mirando la nada. Los invitados llegan: su mejor amiga April (Patricia Clarkson) junto a su marido Gottfried (Bruno Ganz), el novio banquero de su -ausente- compañera de trabajo (Cillian Murphy), Martha (Cherry Jones) y Jinny (Emily Mortimer), quienes están a punto de convertirse en madres.
Ya con todos ellos presentes, copas en manos, la fiesta comienza a tomar diferentes rumbos ya que lo que ocurre con Janet en torno al crecimiento de su carrera política no es la única noticia que sale a la luz esa noche, sino que hay otras tantas por contar. Unas que incomodan y generan el malestar de los allí testigos quienes no volverán a ser los mismos luego de las confesiones.
Filmada en blanco y negro, The Party es una comedia dramática donde los climas se mezclan y la tensión se mantiene durante unos escuetos setenta y un minutos de duración. Si ya se han visto películas de celebraciones desvirtuadas, como es el caso de Festen, de Thomas Vinterberg, el largometrajes de Sally Potter (Orlando, La lección de tango) forma parte de ese grupo. En este caso, el festejo expone mentiras, engaños e infidelidades que explotan en el momento equivocado siendo acompañados por cierta sensación de liberación por parte de los que se encuentran compartiendo ese mismo living.

PartyThe.jpg

La claustrofobia se siente y agobia, no sólo en la locación elegida para ubicar a estos participantes que se mueven dentro de una casa como si esto no fuera una película sino una obra de teatro, pero también en el uso de primeros planos para exaltar la situación de encierro y sobre todo el malestar, junto a una música que, con elegancia y cobrando protagonismo, agudiza los climas.
La burguesía se expone desde las cuestiones morales y sus crisis interiores son los que generan esa incomodidad. Es a partir de sus confesiones que se ven implicados no sólo de forma individual sino también junto al resto de los allí presentes que terminan siendo víctimas, testigos o cómplices de esas situaciones en donde se ven involucrados.
De forma inteligente, Potter propone una crítica social apelando a un tono ácido que cubre todo el relato y se apoya en actuaciones bien logradas de las que se hace cargo un elenco que en ningún momento defrauda. Es en medio de ese tono y entre los grises cada vez más oscuros donde nos enteramos de que quizá no hayan, en verdad, motivos para levantar la copa.

Reino Unido, 2017
Dirección: Sally Potter
Guión: Sally Potter
Fotografía: Aleksei Rodionov
Producción: Christopher Sheppard
Montaje: Anders Refn
Elenco: Timothy Spall, Kristin Scott- Thomas, Cillian Murphy, Patricia Clarkson, Bruno Ganz, Cherry Jones, Emily Mortimer
Productora: Adventure Pictures, Great Point Media
Duración: 71 min.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s