SEÑOR SABELOTODO #TOURDECINEFRANCES #TENEMOSUNACITA

por Mercedes Orden

Vincent Barteau (Arnaud Ducret), alguna vez fue un reconocido jugador de fútbol profesional  pero una lesión lo obligó a convertirse en un entrenador juvenil. Ahora, en sus treinta y cinco años, el hombre disfruta de su soltería mientras espera que comience su nuevo contrato de trabajo y tenga que mudarse a China. Todo cambia cuando su madre es hospitalizada y él se ve obligado a volver a la casa de su infancia, esa de la que se fue cuando era aún adolescente a causa de sus elecciones de vida. Allí se encuentra con Léo (Max Baissette de Malglaive), su sobrino de trece años a quien no sólo no conoce sino que, dadas las condiciones, parece tener que hacerse cargo de manera temporal.
Vincent no escapa del estereotipo de soltero al que las comedias nos tienen acostumbrados: vive de fiesta, tiene chicas desnudas en su piscina, mucho alcohol alrededor y una casa increíble en la que vive él solo. Y, claro, no parece estar dispuesto a asumir ningún tipo de compromiso, mucho menos la crianza de un pequeño. Pero con Léo no tiene alternativa, sobre todo porque la madre del chico -es decir, su hermana- está en algún otro lado, sin interesarse por su crianza, al padre no se lo nombra y su abuela-tutora ahora se encuentra impedida a causa de su salud.
Igualmente, la tarea tampoco parece tan complicada: sólo tiene que cuidar de él algunas semanas, hasta que el niño ingrese en una institución como pupilo, pero el adulto no sabe lo que implica un menor a cargo y menos relacionarse con uno que padece síndrome de Asperger. De este modo, no sólo al hombre le toca acostumbrarse a dejar de vivir en soledad si no al niño aprender a interactuar con este recién conocido obligando a aceptar cierta flexibilidad en su rutina.

ressources_2018-04-09_A072_C011_0703JW_001.1446610F.1446610

En su tercera película la dupla compuesta por François Prévôt-Leygonie y Stéphan Archinard,  dirige esta comedia dramática francesa adaptando una novela de Alain Gillot en la cual se narra el modo en que se va afianzando la relación de Léo y Vincent entre partidas de ajedrez, entrenamientos de fútbol, de la cual coopera Mathilde (Alice David), la nueva médica del club donde el entrenador trabaja.
Señor Sabelotodo (Monsieur Je-Sais-Tout) es una comedia sencilla no tanto por su producción ni por su temática sino por el modo en que esta última es tratada con cierta liviandad. De igual modo, es interesante el hecho de que ponga en escena un trastorno del espectro autista de la cual se hace cargo el joven Max Baissette de Malglaive, quien toma el desafío con gran profesionalismo y brilla en su papel.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s