MI GENERACIÓN SE CONVIERTE EN EL CUARTO REICH #ELCREDO #ALANSASIAIN #MDQFEST2018

por Mercedes Orden

publicado originalmente en Revista Caligari

Hace tiempo que las cosas venían mal en Mar del plata. Los que hayan tenido la posibilidad de caminar sus calles, conversar con sus habitantes o estar atentos a sus noticias, seguramente pudieron comprobarlo.  Si antes de que asuma el actual intendente ciertos gestos de derecha empezaban a sentirse enrareciendo el ambiente, desde que eso ocurrió, el fascismo que parecía estar en estado latente, pronto estalló en  toda la ciudad.

El credo, dirigido por Alan Sasiain –con investigación a cargo de Javier Blasco- se plantea como un testigo de esta etapa. A partir de buscar explicaciones en la marginalización, la falta de proyectos y modelos de identificación en los más jóvenes, el documental propone una explicación acerca de la necesidad de ser parte de algo, en este caso, de una especie de credo donde sus miembros –autodefinidos como sanmartinianos, rosistas y reunidos en el Foro Nacional Patriótico- se diferencian del resto por el hecho de compartir una cosmovisión del mundo, de plantearse sus propios principios ideológicos defendiendo, en este caso a figuras como el capitán Pedro Giachino –jefe de pelotón de la Base Naval de la ciudad cuando ésta funcionaba como un centro clandestino de detención-.

credo-mp4-image.jpg

Entre una variedad de testimonios de neonazis, antifascistas, víctimas y denunciantes, la ópera prima de Sasiain avanza de modo prolijo poniendo en pantalla el juicio a algunos de los miembros de esta agrupación. Integrantes entre los que se distingue, por ejemplo, un joven con una cruz esvástica tatuada en el pecho quien asegura que la misma es sólo una marca de la adolescencia mientras se observa en su brazo un dibujo en alusión a los campos de concentración nazis.

Poniendo a la religión, la elección sexual, ideológica o el lugar de nacimiento como excusa, los integrantes de FoNaPa buscaron su blanco de ataque y depositaron su odio a la sociedad  mientras ejercían la violencia en sus distintas formas. Una violencia que comenzó en forma de insultos, acosos, deseos de atemorizar y pintadas xenófobas y que terminó con pérdidas de conocimiento a causa de golpes provenientes de armas creadas con tubos de PVC rellenos de cemento.

El papel ejercido por la policía y el intendente –una figura que legitimó, entre otras cosas, la última dictadura militar- no resulta inocente sino que, al contrario, justifica toda esa violencia que, si ya venía reprimida, en los últimos años avanzó hasta tal punto que culminó en la justicia como una forma de buscar un freno a lo que se estaba viviendo.

Entre las diferentes voces que retoma El credo se distingue la de Carlos Pampillón, una especie de líder dentro del Foro Nacional Patriótico y amigo de Alejandro Bionidini –presidente de Bandera Vecinal- quien, desde la comodidad de su hogar, relata acerca de lo que para él son las típicas reuniones con sus amigos aunque para el resto pueda hacernos ruido el hecho de que en ellas se descubra un cuadro nazi o se escuche la marcha de la SS.

El material de archivo logra su riqueza en la recopilación de videos caseros, los cuales encuentran su sentido al ser puestos en relación con las entrevistas y los juicios a los más jóvenes de una agrupación mucho mayor. El montaje se convierte así en la voz esencial que guía un retrato de la oscuridad de esta ciudad poco feliz, aunque en el imaginario de muchos se construya por lo contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s