LA NOSTALGIA DEL CENTAURO #TORCHINSKY

por Mercedes Orden

Un hombre y una mujer en medio de un imponente paisaje. Mejor dicho: un hombre o una mujer ya que la pareja no se muestra de manera conjunta a lo largo del largometraje sino que se intercalan imágenes de ambos. Una decisión para nada improvisada por parte de su director Nicolás Torchinsky.
La nostalgia del centauro nos acerca la vida cotidiana de estos dos personajes. Él que canta junto a la fogata, ella a la mañana siguiente apagando los restos de brasas. Él que afila su cuchillo entre copla y copla, ella que reza y teje. Así vemos su presente, sin ningún diálogo entre ambos, como si no fuera necesario ya siquiera intentarlo. Tampoco el largometraje tendrá demasiadas palabras sino apenas un corto pero potente testimonio de ella mientras recuerda cuando él la abandonaba –sin siquiera dejarle alimentos- y él diciendo que le dio su apellido y ella nada, bah, sí, sus hijos.
La fotografía se impone para mostrar la belleza del entorno. Entre planos detalle y otros tantos generales, que atestiguan el paso del tiempo, vamos descubriendo el mundo gauchesco que tienen a su alrededor. Junto a ellos, los diferentes planos sonoros –mayoritariamente de la fauna que habita en el lugar- también toman un rol considerable en medio del silencio al que ellos obedecen.

La nostalgia del centauro 1.jpg

Las noches estrelladas, esas que las luces de la ciudad no nos dejan ver, son captadas de manera eficaz gracias al trabajo fotográfico de Baltasar Torcasso, quien aprovecha todos los recursos de la cámara -haciendo uso de lentes antiguas que le dan una nitidez extraordinaria a cada escena- y saca el máximo provecho de la iluminación natural y de la potencia de sus contrastes.
Acompañada por un relato simple acerca de la relación entre Alba y Juan, la ópera prima de Nicolás Torchinsky encuentra sus máximas fortalezas en los niveles estéticos y sonoros, los cuales le otorgan el alto grado de belleza al documental. A lo que se le suma un montaje a cargo de la reconocida Ana Poliak quien saca provecho al lenguaje audiovisual, para lograr que no queramos dejar de ver esas imágenes cargadas de impronta gauchesca que explotan frente a la pantalla.

Argentina, 2017
Dirección: Nicolás Torchinsky
Fotografía: Baltasar Torcasso
Edición: Ana Poliak
Música: Pablo Butelman
Sonido: Sebastián González, Sofía Straface
Elenco: Juan Armando Soria, Alba Rosa Díaz
Producción: Cabeza Negra Cine, Zebrea Films, Universidad del Cine, Puente Films, Milkwood, Mercurio, El Cono del Silencio
Duración: 70 min.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s