LA FIESTA DEL INFIERNO. “LA FIERA Y LA FIESTA” #GUZMÁN #CÁRDENAS

por Mercedes Orden

Vera, es una actriz alejada de las cámaras que llega hasta República Dominicana para rendirle homenaje a su amigo y director Jean-Louis Jorge (1947-2000). Ahora le toca a ella -última sobreviviente de una generación de artistas- continuar su obra. Claro que esa no será una tarea sencilla. A la difícil situación de tener que filmar un guion inacabado, se añade una serie de conflictos que cambian las expectativas del grupo de producción y se traducen en extraños sucesos dando la señal de que nada va a terminar bien.
Geraldine Chaplin encarna a esta actriz devenida en directora, en quien la dureza de su estética gótica- punk contrasta con la vulnerabilidad de su presente. Junto a ella están Udo Kier, como el actor protagónico y Luis Ospina, en un papel secundario como el director de fotografía. A pesar de las distintas maneras de interpretar la obra de Jorge, el grupo buscará la forma de ponerse de acuerdo en el modo de llevar el homenaje a cabo, junto a un elenco de actores y bailarines.

la-fiera-y-la-fiesta-de-laura-amelia-guzman-e-israel-cardenas-seleccionada-para-el-festival-de-berlin

Presentada en la 69° edición del Festival de Cine de Berlín, Laura Amelia Guzmán (sobrina de Jean-Louis Jorge) y Israel Cárdenas dirigen una película ambientada en el Caribe donde la memoria es motivo de celebración en un clima cálido, entre relámpagos, secretos, mares, reuniones y sangre, cobrando principal protagonismo los reencuentros y las pérdidas.
La fiera y la fiesta es una especie de doble homenaje ya que, si el objetivo de este film es recordar la memoria del director dominicano, lo hace también en su interior. En una y otra ficción se busca rendir tributo al cineasta, apostando por incluir diferentes idiomas que otorgan cierta mixtura, agregar guiños característicos y apelar a una fotografía cuya potencia se descubre en cada plano y actúa en correspondencia con el modo de construir el relato.
La pareja de directores apuesta por un film que lucha contra el olvido de este artista, asimismo construye una ficción a su medida, aunque eso no pueda definirse de forma clara sino en pos de cobrar distintas formas, haciendo del kitsch, el vampirismo y el musical parte de una misma historia donde los fantasmas abundan y la inmortalidad se materializa. La temática de la muerte se convierte en una constante del hilo narrativo, cobrando la forma de ausencias, desapariciones y problemas de salud que otorgan a esta película una impronta trágica. Tan trágica como supo ser el final de este director asesinado el 13 de marzo de 2000.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s