DOMADOR DE BESTIAS. “DOGMAN” #GARRONE

por Mercedes Orden

Marcello (Marcello Forte) es un peluquero canino. Entre escobillones, cadenas y jaulas, el hombre maneja las técnicas propicias para lograr llevar su trabajo a cabo dentro de Dogman, un local humilde, sucio y oscuro. Respetado en su pueblo, este padre separado aprovecha los tiempos libres para compartir momentos junto a su hija pero también, a esos amigos con quienes conversa, alcohol por medio, sobre los problemas que aquejan a la comunidad. Especialmente lo que ocurre con Simone (Edoardo Pesce), un matón que pone en suspenso la tranquilidad del lugar.
En medio de una vida rutinaria, el deseo de este hombre de tamaño diminuto es poder ahorrar el dinero suficiente para compartir viajes y tiempo junto a su hija. Para lograr su objetivo, tiene otro trabajo: vender cocaína. La doble vida de Marcello lo lleva a tener que enfrentarse a sujetos como Simone con quienes no comparte los mismos códigos y que no son tan dóciles como las fieras que baña y peina en su local. La amistad de los dos hombres empieza a repercutir cada vez más en su vida cotidiana, sobre todo, cuando este ex boxeador golpea sin motivos a diferentes habitantes, se lleva droga sin pagar y apela al miedo para obligar a que Marcello coopere en el robo de un local vecino. Pero una vez más, Simone logra su cometido sin importarle demasiado si para eso tiene que arruinar la vida de su amigo.
El deseo de venganza -la famosa vendetta- motoriza el relato y cobra fuerza, especialmente, en la figura de este peluquero canino que ve cómo cotidianidad cambia por culpa del silencio, mientras pierde el respeto, cariño y confianza del resto de los habitantes a causa de ese desafío tan difícil como es el de intentar domar a ese hombre-bestia quien parece no conocer la calma.

marcello-fonte-es-un-peluquero___HJWYyfhRz_1256x620__1.jpg

Basada en lo que se conoció como el “delitto del Canaro della Magliana”, Dogman lleva a cabo una interpretación libre construyendo una historia donde la violencia, la sumisión y el poder se presentan como elementos constantes. Para ello, Matteo Garrone, director de Gomorra (2008), plantea dos realidades paralelas que habitan dentro de un mismo sujeto: por un lado, la claridad del día junto a su hija y sus amigos, y, por el otro, la nocturnidad, las drogas y los malos vínculos.
La construcción de climas, los planos de larga duración y el aprovechamiento de la luz natural son los grandes logros de Dogman, como así también la elección del papel protagónico que lo llevó a Forte a ganarse el premio a Mejor Actor en la última edición del Festival Internacional de Cannes. Todos estos aspectos cooperan en la construcción de una historia oscura donde la inocencia del comienzo le deja su lugar a lo salvaje, oscuro y bestial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s