EN ESPAÑA LA SANGRE NO OLVIDA “EL SILENCIO DE OTROS” #CARRACEDO #BAHAR

por Mercedes Orden
publicado originalmente en Revista Caligari

Recordar es obsceno,
peor: es triste. Olvidar es morir.
Vicente Alexaindre

María Martin evoca a su madre asesinada por el franquismo. La cámara sigue a la mujer mientras ella, ayudada por un andador, llega hasta una autopista para dejar al costado un ramo de flores amarrado con precintos. Debajo descansan los restos de la madre, nunca entregados a su hija, en una fosa común cuya existencia el pueblo español tuvo que aprender a borrar. Es consciente de que si un día se hace justicia, posiblemente ella ya no esté viva.
El silencio de otros testimonia un olvido obligado. Uno que comenzó a imponerse en el imaginario popular de su país cuando el dictador Francisco Franco falleció y la gente salió a las calles a pedir amnistía para los presos políticos, pero la misma también rigió para quienes cometieron crímenes de lesa humanidad. La historia reciente de España fue, entonces, negada en los colegios, salteada en los relatos familiares, de quienes se vieron obligados a convivir con sus torturadores y/o los asesinos de sus seres queridos en nombre de una amnistía “de todos para todos” que fue conocida como El pacto del olvido.
En contra de este olvido, el documental plantea la necesidad de revisar esa época de tener respeto de los recuerdos y, junto a ellos, pensar la posibilidad de que los casos que implican a integrantes del régimen franquista hasta el momento perdonados en su país, sean retomados y puestos a disposición de la justicia internacional. Una que, a diferencia de la clausura española, reabra las viejas cicatrices para poder darles otro cierre a historias a partir de su (re)conocimiento. Para eso, los directores van en búsqueda de las voces que pueden ayudar para dar un giro a esa historia, entre ellas, las de las víctimas como así también la jueza argentina María Servini, los abogados Carlos Slepoy y Ana Messuti.

 

11-silenceofothers-statues-1553028765

Almudena Carracedo y Robert Bahar hacen eje en la extensa dictadura de España y, en paralelo, comparan lo ocurrido en experiencias de América Latina revisando otros casos a fin de reflexionar sobre la necesidad de que los crímenes ocurridos no sean borrados sino perseguidos en todo tiempo y lugar por los distintos tribunales del mundo. A partir de un nutrido trabajo de archivo, el film logra construir un relato tan dinámico como prolijo donde se recuerda a Chile pinochetista de 1980, a la lucha de las madres y abuelas de Plaza de Mayo pidiendo por sus desaparecidos y llega, finalmente, hasta Argentina de 2010, cuando en pleno gobierno kirchnerista, los avances en el ámbito de los derechos humanos fueron pensados como una política de Estado.
El documental filmado a lo largo de seis años acompaña y pone en escena la conformación de la querella argentina ante los crímenes del franquismo, en la cual los reclamos de familiares y víctimas españoles cruzaron el océano para llegar América Latina acercando sus testimonios para cooperar en la revisión del pasado, pedir justicia y acabar con ese falso olvido. Uno que, bajo el disfraz de la paz y la conciliación, esconde la trampa del silencio y de todo lo que no se logra elaborar a causa de que el duelo quedó en suspenso.
El pacto del olvido retrata una lucha colectiva donde caben una suma de luchas individuales, que tras pedir “justicia” en silencio, se unió para que el grito llegue mucho más lejos.

 

*publicado en el marco del Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s