EL OTRO HOMBRE DE NEGRO: “THE UNICORN” #DUPUIS #GERAGHTY

por Mercedes Orden

“Música de campesinos locos salidos de la Dimensión Desconocida”. De ese modo definió Jello Biafra, líder de la banda punk Dead Kennedys a The Unicorn, el disco que en 1974 compuso, produjo, interpretó y publicó Peter Grudzien. Reconocido como el primer disco country de los homosexuales, que pasó desapercibido en su época y en la actualidad es considerado como música de culto.
El documental dirigido por Isabelle Dupuis y Tim Geraghty comienza con Peter sentado en el sillón de su casa, con una cámara en mano, mientras dialoga con quien pretende sacar a su padre y a él de la propiedad familiar y llevarlos a un asilo. La escena inicial actúa como presentación donde el conflicto ya está establecido, uno que compete a la vida de este músico outsider, de esos que la radio optó por no dar a conocer.
Entre 2005 y 2007, los directores acompañan al artista en su vida cotidiana, quien abre las puertas de su hogar, un espacio abandonado en donde la suciedad se mezcla con el arte, con un cuadro del músico junto a Johnny Cash -su ídolo de la juventud-, los discos, los instrumentos e incluso una bandera de los Estados Confederados. Pero no todo ocurre en ese interior claustrofóbico, sino que la cámara sigue a este hombre vestido de negro en sus recorridos, en las formas peculiares en que interactúa con el exterior de su casa, como cuando toca en bares de mala muerte o presencia la marcha del orgullo gay, festividad, que según dice, es la única que le interesa. Escenarios abiertos y cerrado, límites difusos e incómodos, permiten ubicar a este hombre que supo ser testigo de los disturbios de Stonewall, en 1969, entre sus contradicciones: retratado delante de una bandera que simboliza la intolerancia y el esclavismo de su país a la vez, pero también en la calle para pedir por la liberación sexual.

6018b6aff694dbf04e1f41f6a6c5853e.png

Ganador de la competencia internacional de BAFICI 2019, el documental propone una mirada atenta, respetuosa, íntima de la lógica familiar al interior de esas cuatro paredes. Si bien al comienzo, Terry -la hermana gemela de Peter- y su padre se ven movilizados respecto al modo en que irrumpe la cámara en sus vida cotidianas, de forma natural, los directores van generando lazos de confianza quebrando con el hermetismo y el silencio inicial de estos integrantes que terminan contando sus propias vivencias: las de una mujer víctima de la esquizofrenia y de las cirugías plásticas y de un anciano quien, cerca de los cien años, sigue recordando la infancia pobre que padeció.
The Unicorn expone las diferentes formas de relacionarse entre los tres miembros, a través del amor y el rencor; de la preocupación y la dejadez, la comprensión y el desentendimiento, a la vez que, en paralelo, ciertos “intrusos” interrumpen su tranquilidad construida en medio de sus desequilibrios. A partir de observar el modo en que el hogar se va ocupando y abandonando, mediado por diferentes situaciones, Dupuis y Geraghty logran llevar a cabo un peculiar retrato de este (anti) héroe musical independiente donde, tomando como punto de partida el conflicto de la propiedad, el film interioriza al espectador acerca de la vida de un artista nacido en Manhattan y criado en Astoria que hizo del género country, descubierto en los viajes familiares en auto, su modo de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s