EL VIENTO QUE QUERÍA QUE TE QUEDES: “AZUL EL MAR” #MORENO

por Mercedes Orden

Yo no quería encontrarte de pie, tirando piedras
El espigón, la gente, me mira como siempre.
Francisco Bochatón, “Pinamar”

Una pareja junto a sus cuatro hijos emprenden un viaje a Mar del plata para pasar las vacaciones. Desde el viaje, en la ruta, se percibe cierta tensión en los gestos de Lola (Umbra Colombo). Sonrisas suaves y fugaces que pronto desaparecen de su rostro y nos introducen en la historia de un verano que poco tiene que ver con el esparcimiento y el descanso. Al llegar a la ciudad balnearia, esa tensión comienza a ganar terreno.  Desde la música hasta las olas se detecta una incomodidad en el ambiente, confirmada en una charla entre Lola y Ricardo (Beto Bernuez), mientras los hijos están distraídos jugando a los fichines. La mujer junta coraje y plantea una novedad: el puesto de trabajo que le ofrecieron en un hospital. Es su oportunidad de dar un paso más y tener su propio consultorio. Pero a su marido no le parece que sea el momento adecuado para ausentarse tanto tiempo del hogar.

Los siguientes días pasan entre típicas actividades marplatenses -tomar sol, meterse al mar, andar en rollers, caminar por la rambla, ir al puerto, mirar lobos marinos- donde la inocencia y las risas de los jóvenes contrastan con los gestos serios de estos adultos que comienzan a aceptar el fin de su relación, sobre todo cada noche, en la habitación del hotel cuando exponen algunos de los conflictos latentes antes de dormir espalda con espalda. “La feliz” -lejos de serlo- se convierte en el escenario donde diferentes tragedias ocurren y las despedidas comienzan a materializarse.

Azul el Mar_10

Mar del plata es una ciudad que tiene el sabor de la nostalgia, de un pasado mejor, donde la conquista de derechos de los trabajadores y las vacaciones remuneradas obligatorias hicieron tan populares a sus playas. Junto a la prosperidad, la inevitable caída. Un pasado que ya no es y le sirve como telón de fondo a Azul el mar, donde dos tiempos conviven al interior de una familia y encuentran en el océano atlántico la fuerza de lo que viene y se va.

Sabrina Moreno construye una ópera prima potente donde se celebra la audacia visual puesta en juego por la directora a la hora de retratar la zona gris en donde se ubica este matrimonio y la soledad de una mujer que comprende la necesidad de quebrar los imaginarios patriarcales naturalizados y pensar, también, en lo que ella necesita. De buscar la libertad y correr, aunque no sepa hacia donde. Fundirse con la playa, con el mar, empezar a interrogarse acerca de sus propios deseos. Las imágenes que insisten, el uso del blanco y negro, la cámara lenta, llenan de melancolía este film a la vez que ayudan a generar un clima de confusión, donde lo único claro parece ser que ninguno de los personajes volverá a ser el mismo cuando este viaje finalice.

Argentina, 2019
Dirección, guion: Sabrina Moreno
Producción ejecutiva: Paola Suárez
Dirección de producción: Natalí Córdoba
Dirección de fotografía: Sebastián Ferrero
Edición: Martín Sappia
Vestuario: Sol Muñoz
Dirección de sonido: Atilio Sánchez.
Música: Alejandro Di Rienzo y Arturo Escudero
Dirección de arte: Lucas Muñoz Bombín

Maquillaje: Eva Perea
Compañía productora: Jaque Content
Elenco: Umbra Colombo, Beto Bernuez, Martina Depascual Fernández, Nehuén Fritz,
Margarita Garelik y Juan Cruz Solís
Coproducción: Jaune Producciones
Productor asociado: Kiper Films
Duración: 65 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s